22
mar 14

Manchándose las manos de azul

Hace semanas que Paulo se mancha las manos de azul por mí. Nuestra casa huele a vapores de citrato de amonio y, cuelgan, bajo la alcachofa de la ducha, pedazos de poesía.

Hace diez años empecé a escribir una historia de hombres y mujeres perdidos en una ciudad de rascacielos y avenidas superpuestas. Ahora ha llegado el momento de despedirse de ellos, dejarlos marchar. De esa necesidad nació el proyecto, y del proyecto el azul.

Tratado de insomnios y ausencias

Tratado de insomnios y de ausencias es una edición de nueve ejemplares encuadernados a mano. Nueve cianotípias distintas protegen sus portadas: una por cada personaje. Un puzzle que pronto quedará roto pues cada novela viajará a un lugar distinto.

Palomas mensajeras.

Ya falta menos para que se echen a volar.


16
feb 14

Encuadernando…

No soy lo constante que debiera. Así que como una penitencia, aunque sea tarde, os enseño en que han trabajado mis manos los últimos días.

La primera es una libreta doble de papel biblos con barbas y una sencilla serigrafía en la portada. Me gusta los opuestos que se atraen, el yin y el yang, las dos caras de la monera… y sobre todo, me gusta estrenar libretas. Así que esta podré estrenarla en dos ocasiones ;)

Para esta pequeña libreta con cosido visto utilicé una de las cianotípias en tela que estamos haciendo estos días. El motivo de esta en cuestión quedó demasiado poco nítido así que le dimos otra vida con un cosido copto sencillo.

 


26
oct 13

¡Ya están aquí los artistas! – Como Pedro por mi casa

Ya queda menos para la inauguración del festival internacional de libros de artista Como Pedro por mi casa que se celebrará del 4 al 9 de noviembre en la librería Central de Barcelona.

Festival de libros de artista Como Pedro por mi casa

Y para que vayamos abriendo boca su directora nos presenta des de su web algunos de los trabajos que podremos disfrutar. Han llegado desde México, Francia, Argentina, Irán, Inglaterra, Noruega, Portugal, Corea o Estados Unidos, entre otros. En total son 60 artistas, 60 miradas, 60 historias.

Y entre tanta belleza también estará nuestro Estudio del color núm. 1. Ya lo presentamos en el +ART Andorra y ahora lo haremos en Barcelona, así que no podemos estar más contentos. Porque los libros están hechos para volar de mano en mano y no queremos que nuestra pequeña joya se quede cerrada. Así que estaremos encantados de que os acerquéis a la Central y más encantados aún si luego compartís con nosotros qué os pareció.

Además de la exposición en La Central del Raval, también habrá actividades paralelas, conferencias y talleres para los más pequeños en el Institut Francés, la Parada y Abracadabra.

Podéis encontrar más detalles en el blog del festival y también en su página de Facebook.


11
oct 13

Preparándonos para el +ART Andorra

Este fin de semana se celebra en Andorra la III Fira +ART y cómo sucede siempre en las vísperas de los eventos importantes, en casa andamos patas arriba.

Este año, además de las fotografías de Paulo, queríamos llevar también parte de las obras que creamos a cuatro manos como tigomigo. Una de ellas era el libro Cuando el mar se secó, una edición pequeña recopilando las fotografías que ha tomado este último año.

Y en esas hemos andado estos días. Eligiendo papel (ir a Barna Paper siempre es una alegría), maquetando, cosiendo y encolando. La idea original era hacer una tirada corta de 30 ejemplares pero con las vicisitudes del tiempo aún se ha quedado más corta… es lo que tiene confiar en una copistería de barrio para que te cizallen las tripas y que te encuentres con una escabechina de tinta y papel.Así que ayer fui corriendo al taller de Begoña, que es un encanto de mujer y una profesional increíble, a suplicarle que me dejara utilizar su Ideal.

De ahí el título que nunca puse a este post, “Yo tenía diez perritos”. No sé si la recordáis pero a mí me generaba una tristeza infinita y un poco de ansiedad infantil, todos esos cachorros preciosos muriéndose de miedo y cayéndose por la escaleras. Pues así me sentía yo esta semana con mis cuadernillos. Yo tenía 30 cuadernillos cosidos con hilo de lino. Y luego fueron 25 y luego (las imprudencias se pagan) se convirtieron en 24. Porque ya lo dice Begoña, que la guillotina da mucho miedo.

Pero el esfuerzo y las noches sin dormir habrán valido la pena cuando, dentro de tres horas, estemos detrás de nuestro altar negro taconeando para engañar al frío en las calles andorranas.

Os esperamos ;)


30
ago 13

Paseando por lugares comunes

Imprescindible para amantes de la literatura, observadores de lo etéreo, amigos de la risa y desenmascaradores de imposturas. Javier Rodríguez Márquez repasa para El País los lugares comunes de las giras de promoción de las novedades editoriales. Imposible no esbozar una sonrisa.

Para prenda un botón, os dejo una selección de las que más me han gustado:

—Tengo mis pequeños ritos a la hora de escribir. (Versión larga: trabajar de ocho a tres de espaldas a la ventana, con la puerta cerrada, en cuadernos que compro en Londres y vestido con el pantalón de un pijama de felpa).

—Yo hago novela negra pero trascendiendo el género. Aunque el género es muy digno, no digo que no: siempre ha sido un gran reducto para la crítica social. Y un gran reducto para las ventas, dicho sea de paso, pero, ojo, yo la escribo trascendiendo el género. De hecho, si algún día gano el premio Planeta será trascendiendo el premio Planeta.

—Hablando de trascender: no me interesa el realismo sino trascender la realidad. Odio el realismo español, sobre todo el realismo madrileño. En una novela, una lata de sopa Campbell es literatura; una de fabada Litoral, vulgar costumbrismo.

—La novela ha muerto. (Versión larga: puedes atribuirlo a que me hago viejo, a que me da pereza, a que me cuesta meterme en una ficción, a que me chirrían los diálogos, a que estoy ya en la edad de las sopitas, el buen vino, las biografías y los libros de historia… pero la novela ha muerto).

Más información:


06
jul 13

Granja gráfica. Impresiones tipográficas.

Pasear por el barrio de Gracia es un placer para los sentidos. Siempre hay un nuevo taller que descubrir, un local encantador escondido en los bajos de un viejo edificio o una tienda curiosa a la que asomarse. Y si encima paseas al lado de una amiga y blogger como Patricia, el placer es doble. Pero si os hablo hoy de ese paseo es porque en hicimos un descubrimiento increíble: Granja gráfica.

Granja gráfica es un taller de estampación especializado en impresión tipográfica y letterpress situado en la calle Perill (Barcelona). Asomarse al taller es descubrir un mundo de tipos de plomo y madera, espátulas, tintas, gubias, y prensas.

La pasión y el talento de Granja Gráfica viene a cargo de Gabriela y Elies, una pareja multicultural que se conoció en Japón y creyó lo suficiente en su sueño como para hacerlo realidad en Barcelona.

Os dejo con algunos de sus trabajos pero no os olvidéis de echar un vistado a su web ;)

©Granja gráfica

©Granja gráfica

©Granja gráfica

©Granja gráfica


28
jun 13

Tabula rasa. Cuadernos para soñar.

Una de mis pasiones es el papel. Me gusta su olor, la textura, palpar los diferentes grosores, las tonalidades, las verjuras, sus barbas irregulares. Todo. Absolutamente todo. Bueno, excepto las polillas que de tanto en tanto revolotean entre mis tesoros.

Pero lo que más me atrae del papel es su misterio. El universo entero puede caber en un solo pliego. La página en blanco. Quizás sea eso lo que nos seduce de los cuadernos por estrenar. Cada una de sus hojas es una invitación, un salto al vacío. A estas alturas, para qué lo vamos a negar, supondréis que soy una compradora -casi- compulsiva de cuadernos. O al menos lo era. Hasta que descubrí el placer de fabricarlos yo misma. Et… voilà!

 


26
may 13

Recetas…

Recetas…
para mirar el mar,
para el olvido,
para medias con carreras
y zurcidos en el pecho.
Para relojes que se atrasan.
Recetas de arándanos y fresas
y un piano que cojea,
para lunas en volantes,
para trenes sin salida,
un cuarto de leche, dos de ciruelas,
-llegó con retraso a Chamartín-
harina, claro está
y un pellizco de canela.
Recetas, en fin,
de amasar a dos
y de olvidar a uno…
O de no olvidar.

Yo elijo no olvidar.


Hoy estamos de limpieza. Polvo, garabatos y recuerdos. Éste es de noviembre de 2003.


24
may 13

Fajaditos

Del viaje de hoy me llevo un paseo increíble por las callejuelas que rodean Las Armas y una frase leída de una de las paredes blancas del Instituto Aragonés de Arte Contemporáneo. Ahí va:

“Pobrecitos, fajaditos, jodiditos en vida. MUERTECITOS. Con una boca nada más, con un ojo, nada más, con la nariz, nada más, con un oído nada más. FAJADITOS condecorados. Algo quieren decir, pero no pueden, están fajaditos. Tienen un libro. Tocan mal un instrumento. Sus cabezas son de tarros de farmacia. Sus cabezas son de automóviles de plástico. Con un ojo solamente. NADA MÁS con un bracito. NADA MÁS NADA MÁS NADA. NADA NADA.”

Pablo Serrano, 1964


Más información:


19
abr 13

Con las manos en la masa

Hace tiempo que este proyecto me rondaba por la cabeza pero necesité volver al lugar de donde había nacido el cuento para llevarla a la práctica. Curiosamente ese lugar se llama Milagros y decía Vela Zanetti que tenía la mejor luz de toda la península.

Valeria fue quien me dio la idea (¡aunque ella no lo sepa!). Gracias a ella descubrí las posibilidades del linóleo y desde entonces no puedo dejar de pensar en ilustrar mis cuentos cortos usando esa técnica. Y cuando la pequeña minerva llegó a casa el círculo se cerró. Tenía el cuento, tenía las ilustraciones (al menos en mi mente) y tenía las letras de plomo esperando en su chibalete destartalado que les llegara la tinta.

Tenía que ser algo sencillo así que escogí un cuento de los más breves. Las ilustraciones son sintéticas y aún estoy en la fase de pruebas de color. Avanzo lentamente, disfrutando y equivocándome mucho. Espero poderos enseñar el resultado final dentro de poco. Por el momento, os dejo unas capturas rápidas del proceso.

Jugando con los verdes

Jugando con los verdes



 

Jugando con los negros

Jugando con los negros